Vamos a hablar de bebidas alcohólicas, que quede claro.

Vermut en Barcelona

En Barcelona se pueden degustar las tapas, la comida o la cena con algo más que sangría, una cerveza o vino de Rioja. El vino puede ser, por supuesto, catalán, o de Ribera de Duero, o de cualquier otra zona con Denominación de Origen, que en España son unas cuantas. A mediodía, para tapear al estilo catalán, nada mejor que un vermut. Tal es el éxito de esta bebida, que la ciudad se está llenando de vermuterías. Por la noche, después de la cena, empieza el tiempo de los gintonics, de los cuales muchos bares ofrecen una larga carta de ginebras y tónicas; aunque los mojitos y caipirinhas hacen furor también. Todo ello bebido con moderación, que al día siguiente hay que recordar nuestras andanzas por Barcelona y levantarse pronto para continuar descubriendo la ciudad.


Leave a Comment